REUNIÓN DE MINISTROS Y ALTAS AUTORIDADES DE GESTIÓN INTEGRAL DE RIESGOS DE DESASTRES DEL MERCOSUR (RMAGIR)

Desde la Presidencia de la República del Paraguay - Secretaria de Emergencia Nacional (SEN) - en contexto de la asunción de la Presidencia Protempore del MERCOSUR por la República Oriental de Uruguay extendemos el cordial y atento saludo al Sistema Nacional de Emergencias de la República Oriental del Uruguay, en la persona del Director Nacional Sergio Rico y equipo de trabajo.

Este primer semestre del año en curso quedará marcado en la historia contemporánea con la pandemia del Covid19 y sus efectos socioeconómicos a nivel mundial, los cuales van creciendo y a la fecha es motivo de principal atención de nuestros Gobiernos. Como entes rectores de Gestión y Reducción de Riesgos de Desastres hemos visto materializarse situaciones de la literatura de la temática bajo el desarrollo de acontecimientos en tiempos record.

En este contexto, tal como se habia analizado en el proceso de elaboración del Marco de Sendai - del cual el Paraguay ha participado en forma activa con la Oficina de las Naciones Unidas para la Reducción del Riesgo de Desastres (UNDRR) - se ha evidenciado la imperiosa necesidad de potenciar el trabajo en todos los niveles para reducir el grado de exposición y la vulnerabilidad de comunidades y la necesidad de adopción de medidas más específicas para luchar contra los factores subyacentes que aumentan el riesgo de desastres; como las consecuencias de la pobreza y la desigualdad, el cambio climático y la variabilidad del clima, la urbanización rápida y no planificada, la gestión inadecuada de las tierras; y factores agravantes como los cambios demográficos, los arreglos institucionales deficientes, las políticas formuladas sin conocimiento de los riesgos, las cadenas de suministro complejas, las limitaciones en cuanto a la disponibilidad de tecnología, todo lo cual ha resultado exacerbado en contexto de pandemia. Importante lección igualmente ha constituido la necesidad de reforzar la gobernanza en las estrategias de reducción del riesgo de desastres a nivel regional con enfasis en el ámbito local.

En nuestro país se han tomado acciones tempranas con la declaración de cuarentena obligatoria; la cual continúa a la fecha ya con diferencia de fases según zonas geográficas mas afectadas; y con el cierre de fronteras, el cual constituye una medida extrema inédita en la era democrática. Este contexto nacional ha implicado el máximo esfuerzo a nivel institucional primeramente con la implementación de una modalidad de apoyo en concepto de transferencia monetaria eléctronica a más de 300.000 (trescientos mil beneficiarios), (Apoyo a la seguridad alimentaria ˝Ñangareko˝, vocablo guaraní que significa ˝cuidarnos˝). De igual forma, hemos articulado la provisión de insumos alimenticios para comunidades vulnerables y en forma ininterrumpida estamos trabajando con el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social (MSPBS) para la instalación de albergues para connacionales provenientes del exterior, quienes quedan sujetos a cuarentena obligatoria al llegar al país.

Haciendo nuestras las declaraciones de la Representante Especial del Secretario General de la ONU para la Reducción del Riesgo de Desastres, Sra. Mami Mizutori, terminamos expresando que a pesar de la interrupción y el sufrimiento causado por el Covid-19, como autoridades de Gestión y Reducción de Riesgos se nos brinda una oportunidad única de re-análisis, estudio de casos, lecciones aprendidas y pautas para mejora de políticas públicas sobre el manejo de riesgos de la pandemia.

Nos resta un tiempo indefinido de incertidumbre en el aspecto médico-científico a nivel regional y mundial, pero nuestro rol misional se ha adaptado de acuerdo a la vertiginosa necesidad de servir a la ciudadanía. Recientemente hemos celebrado 15 (quince años) de creación de la SEN, y este aniversario nos ha encontrado con la plena confianza de continuar por esta senda de trabajo dedicado, y con nuestro acostumbrado entusiasmo, renovamos nuestro compromiso y orgullo de servir a la República del Paraguay, y conformar este grupo con entes pares del MERCOSUR.

Confiamos en poder celebrar encuentros e intercambios en un futuro cercano y recibirlos en Asunción. Sólo nos queda reconfirmar nuestro interés en consolidar vínculos a nivel institucional en pos del aprendizaje conjunto y la consolidación del tema que nos ocupa en las agendas gubernamentales de nuestros países.